Consell de Menorca analizará responsabilidades por deficiencias en el vertedero de Milá

Publicada el 29/09/2015

El pleno del Consell de Menorca ha acordado encargar a los servicios jurídicos de la institución un análisis de las "posibles repercusiones administrativas o penales" por las deficiencias detectadas en el vertedero de Milá que han provocado su clausura.
La propuesta aprobada por el pleno de la institución insular ha sido remitida por la junta de gobierno del Consorcio de Residuos Urbanos y Energía de Menorca -integrado por el Consell de Menorca y los ocho ayuntamientos de la isla- que en la reunión celebrada el pasado viernes instó la redacción de este análisis.
El consorcio acordó en diciembre pasado paralizar el transporte y vertido de basuras en las instalaciones de Milá, situadas al norte del municipio de Mahón, por las filtraciones detectadas en esta planta de tratamiento.
Según ha explicado el conseller de Economía y Medio Ambiente de Menorca y presidente del consorcio, Fernando Villalonga, esta medida responde a la resolución aprobada el 22 de diciembre por la Comisión Balear de Medio Ambiente, que prohibió depositar y tratar las basuras mientras no haya sido solucionada esta deficiencia.
Este problema ha aparecido después de haber sido inaugurada, en septiembre de 2013, la ampliación del vertedero, que recibe los residuos urbanos generados por los ocho municipios de la isla, así como los procedentes de los mataderos y los centros sanitarios de Menorca.
El conseller Villalonga ha explicado que, mientras se acometen las obras de reparación y adecuación de la planta de tratamiento, continuará la recogida de residuos, que serán almacenados y depositados en condiciones de salubridad y garantía medioambiental en los terrenos de Milá.
Una vez se cuente con un volumen importante de residuos se decidirá si son transportados a la planta de Son Reus, en Mallorca, o bien a Tarragona para ser incinerados.


Noticia publicada en

Enlace